2016 JACQUELINE SECOR

Carta a mi coño

Sí, lees bien, esto va a ser una carta a mi coño. Con motivo de mi 25 cumpleaños he decidido escribirle una bonita carta de amor, que ya es hora.

– Si eres una de esas personas que piensa que coño es un insulto o una palabra malsonante, tienes dos opciones: leer este artículo con respeto y con actitud abierta o dejar de leerlo y ponerte tu serie favorita de Netflix ( te recomiendo el documental de “After porn ends”) o encender la TV y verte First Dates. –

Nuestro coño es el lugar en el que reside toda nuestra sabiduría ancestral, es un lugar que evidencia nuestra capacidad y don para crear y destruir, en él se genera una potente energía (la energía sexual) capaz de dar a luz ideas, proyectos y nueva vida.

Así que creo que se merece un espacio sin tabús, en forma de letras en este blog. Y sí, podemos llamarlo vagina, chocho, coño, chichi, potorro, higo, bollo, yoni (sánscrito), pussy (inglés)… también tiene nombres mil (y no solo el miembro viril). Pero he elegido coño, me parece más rotundo y potente, porque sí, porque tenemos que retomar esa fuerza innata que nos otorga el ser mujeres.

Aquí va: Carta a mi coño


Hola bonito, me gustaría decirte bonita, porque eres una creadora como yo.

Gracias, gracias por apoyarme en todos los años de mi vida.

Gracias por decirme las cosas que no me sientan bien a través de dolores, olores y formas.

Gracias, gracias por hablarme a través de pulsaciones y cosquilleos cuando algo me gusta, cuando tengo nervios (de los buenos) o cuando estoy agusto.

Gracias por aguantarme cuando me he quejado de mi menstruación, cuando me he quejado de dolor en alguna relación, cuando he sentido que eras inútil porque no me proporcionabas el placer que creía que debía tener, y todo porque me estabas transmitiendo a través de tu inapetencia o falta de sensibilidad que eso no te gustaba, que esa situación, esa persona, ese momento, no era adecuado para mí.

Gracias por enseñarme cómo al relajarme todo fluye mejor. 

Gracias, por dejarme aprender más y descubrirte. Todo lo que nos ha ocurrido me ha hecho llegar a este momento, a quererme y a cuidarme más y mejor y a querer compartirme con el resto, para que así todas podamos llegar a amarnos y respetarnos sin tabús ni miedos.

Lo siento si en algún momento no te he tratado con el respeto que te mereces o te he forzado en momentos en los que solo querías descansar o desconectar.

Lo siento también por no haber dedicado el tiempo que te merecías para conocerte y descubrirte.

Te quiero por todo lo que somos, por la fuerza que retomamos cuando nos sentimos y nos respetamos y simplemente por coexistir conmigo.

Me perdono por todo lo pasado, para poder empezar de nuevo este año, contigo.

 


 

Y cuando digo coño, digo quiérete y respétate a ti misma o a ti mismo. Porque todo es aplicable a tu pene, a tu polla o a lo que tu sientas y tengas.

Un abrazo de 25 para todas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s