Sarah Wilson - Moon Phases

Mi ciclo y yo – Consejos para sacar partido a cada fase de tu ciclo menstrual

Hace unos meses encontré en la biblioteca el libro “Las 4 fases de la Luna Roja: Cómo sacar el mejor partido a cada fase de tu ciclo menstrual” de Miranda Gray, hace poco más de un año leí su anterior libro “Luna Roja” en el que hablaba de los dones de nuestro ciclo, y con el que me reconcilié con mi ciclo y vi la sabiduría que contiene.

En este nuevo libro Miranda Gray va un paso más allá y nos cuenta a modo de consejos y experiencias qué nos va mejor en cada fase del ciclo, tanto a nivel emocional, como físico y el que más me ha sorprendido: profesional.

Me encanta la información que nos da para hacer callar a ese falso mito de que la mujer no es tan “fuerte” o “profesional” en algunas fases de su ciclo. Es cierto que habrá algunos momentos en los que produciremos más, otros en los que seremos más creativas y otros en los que nos comunicaremos mejor… Pero si sabemos organizarnos y sobre todo organizar y desglosar nuestras tareas a lo largo de nuestro ciclo, mejoraremos al 100% y nos sentiremos valoradas y productivas.

Sin más preámbulos aquí va la guía:

– Mi ciclo y yo –
Consejos para sacar partido a cada fase de tu ciclo menstrual

Según Miranda Gray nuestro ciclo se divide en 4 fases que ella denomina:

  • Fase Reflexiva (Menstruación) – Días 1 a 6
  • Fase Dinámica (Preovulación) – Días 7 a 13
  • Fase Expresiva (Ovulación) – Días 14 a 20
  • Fase Creativa (Premenstruación) – Días 21 a 28

Como a he comentado en otros artículos, esto es en base a un ciclo de 28 días, cada mujer tenemos unos ritmos y unos ciclos diferentes, lo cual no es malo para nada, para identificar en qué fase te encuentras te recomiendo el artículo: Alimentación saludable durante el ciclo.

Fase Reflexiva (Menstruación)

Esta fase se caracteriza por el estado de meditación consciente en el que nos hallamos, posiblemente habrás notado como en esta fase solo quieres descansar, te es más fácil “ensimismarte” y de descargarte de tareas y situaciones que te resultan pesadas. Te da menos miedo decir “no” a planes y es porque en esta fase, estamos mucho más conectadas a nuestro subconsciente, nuestra intuición y nuestros deseos.

Miranda nos hace cuestionarnos que si a causa de la menstruación podemos dejar de preocuparnos por una cuestión determinada…realmente es lo suficiente importante para seguir dándole vueltas en lo que queda de mes… o si. es mejor que la hagamos desaparecer de nuestra vida y nuestra mente

También será necesario aprovechar esta fase para darnos un descanso o sino nuestro cuerpo se revelará en forma de cansancio acumulado durante el resto del mes.

  • Las HABILIDADES de las que dispondremos en esta fase son: capacidad de perdonar y olvidar, reflexión interior, percepción intuitiva, estado meditativo, acceso a ideas e información procedentes del subconsciente, capacidad para analizar nuestras actividades y objetivos, sensación de paz interior, aceptación.
  • NO SIENTA DEMASIADO BIEN: hacer actividad física, esperar mantenerte centrada y dinámica, trabajar hasta tarde, la falta de sueño.
  • CUIDADO CON: la falta de interés, la actitud de “me da igual” porque estás demasiado cansada para oponerte (hemos de ser siempre coherentes a nuestro ser y respetarnos antes que todo), no hacer planes sobre cambios, ignorar u odiar la introspección natural (nos provocará estrés), sentirte víctima de las exigencias y expectativas ajenas o dejar que te abrumen…(este es un momento de descanso)

Estrategias:

  • FÍSICAS: Dejar el gimnasio durante unos días, dormir la siesta, incluir más descanso en tu rutina, meditar o descansar en silencio, tomar cafeína solo si es necesario, reducir la velocidad, ofrecer a tu cuerpo alimentos más simples y sanos.
  • EMOCIONALES: introspección, evitar tomar decisiones importantes, recordar que en la siguiente fase aumentará la motivación de nuevo, no sentirte culpable si no eres tan productiva como en otras fases.
  • TRABAJO: dedicar parte de tu tiempo a analizar las sensaciones que te producen tus tareas y proyectos, visualizar proyectos, tareas  problemas, confiar en tu intuición, evitar reuniones empresariales y con clientes, informar a compañeros y clientes de que en estos días igual dispones de menos atención y entusiasmo pero que les consideras importantes y en nada cambiará.

A través de estas pautas y consejos nos plantea el siguiente calendario de acciones:

Día 1: Meditar y tan solo ser, relájate.Descansa y sé realista en tu trabajo, todo lo que no llegues a hacer en estos días lo recuperarás en la siguiente fase.

Día 2: Eliminar cargas, qué tareas, situaciones, personas no te hacen feliz, es el momento de aceptar, perdonar  continuar.

Día 4: Descubrir prioridades, cambiar los deberías por podrías (para quitar ese peso que nos auto imponemos a según que tareas)

Día 4: Dejar de resistirnos, dejar de lado las expectativas, descubrir tu resistencia (en qué tareas has sentido estrés emocional, mental o físico) y tomar una nueva dirección, quizá no te conviene ese objetivo, cliente, tarea, persona.

Día 5: Reflexionar sobre dificultades, aceptar y dejar ir.

Día 6: Prepararte para la fase dinámica, qué quieres conseguir el mes que viene, qué aventuras quieres vivir.

Fase dinámica (Preovulación)

Mentalmente, esta es la fase en la que más productivas estaremos de todo el ciclo. Aprovechémosla. Es un nuevo mes y un nuevo comienzo. Nuestra capacidad de creación nos ayudará a integrar pensamientos positivos si cada día conectamos con nuestro ser y creamos una serie de afirmaciones positivas hacia nosotras (soy maravillosa, soy una buena trabajadora, una buena artista, una buena novia, estoy sana, soy saludable, soy preciosa…). En esta fase, Miranda nos habla del método de autodesarrollo llamado Anclaje: es decir, pensamos en una situación que genera sentimientos positivos y lo anclamos a través de un movimiento (por ejemplo presionar los dedos entre sí) y así, cada vez que queramos sentir de nuevo esa sensación positiva tan solo tendremos que activar ese anclaje, es decir, presionar los dedos entre sí.

A parte, nuestra gran concentración en esta fase nos permitirá planificar la vida que deseamos de manera realista y a integrarla en nuestros pensamientos y visualizaciones.

  • HABILIDADES: confeccionar listas y priorización, análisis y aprendizaje, entusiasmo y automotivación, iniciar nuevos proyectos, seguridad y pensamiento positivo, concentración y memorización.
  • LO QUE NO FUNCIONA DEMASIADO BIEN: comprensión empática, creatividad e ideas abstractas, dejarse llevar, inactividad o pocos logros.
  • CUIDADO CON: frustración y enfado cuando los demás no te siguen el ritmo, frustración debido a la falta de estímulos mentales o falta de acción, estar demasiado en tu cabeza y olvidarte del resto, creer que llevas razón en todo.

Estrategias:

  • FÍSICAS: reiniciar la dieta o plan de ejercicios, desafiar tu mente y cuerpo, dejar cualquier hábito perjudicial (por ejemplo, dejar de fumar), dormir menos, salir más.
  • EMOCIONALES: dedicar algunas noches a socializar, viajes, fiestas, eventos, disfrutar poniéndote al día e iniciando nuevos proyectos.
  • EN EL TRABAJO: ponerte al día con todos los proyectos, tareas y trabajos pospuestos en la fase Reflexiva, contactar con la gente, aprender algo nuevo o complejo, preparar informes  gráficos…

Plan de acción:

Día 7: Ponte al día con las tareas atrasadas, aborda información y cuestiones complejas

Día 8: Planifica, analiza y crea objetivos. Cuida tu salud, planifica tus comidas, calendario de gimnasio, y en general el mes que está por llegar.

Día 9: Comienza nuevos proyectos, esfuérzate y aprende algo nuevo.

Día 10: Activa pensamientos positivos, visualiza lo que quieres conseguir, céntrate en ti misma y en lo que deseas en tu vida.

Día 11: Elabora creencias positivas, cree en que todo saldrá bien, utiliza afirmaciones positivas (cada vez me siento más satisfecha y feliz, puedo conseguir todo lo que me proponga, cada vez tengo más éxito en lo que me propongo…)

Día 12: Defiende tus puntos de vista con criterio, lucha contra esas injusticias que tanto te han hecho sufrir, siempre con respeto y criterio: elige tus batallas con sabiduría.

Día 13: Recupera el contacto y planifica la agenda social para la semana siguiente, analiza tus proyectos crea impulsos positivos para desatascarlos, siéntete a gusto en tu trabajo: qué podrías hacer para sentirte como en casa?

Fase expresiva (Ovulación)

En esta fase, nuestro ego deja paso a un punto de vista más altruista, somos más comunicativas, empáticas y en algunos casos nuestros objetivos, voluntad y deseos nos parecerán menos importantes que otros sucesos que nos rodeen.

Esta fase es un momento óptimo para las habilidades creativas “femeninas” más tradicionales: trato con las personas, aplicaciones prácticas, facilidad para la enseñanza y la mediación.

Nos preocuparemos más por los otros (seremos más “maternales”, aunque no sólo en el sentido madre-hijo, sino entorno a familia ampliada). Nos preocuparemos de nuestra “familia” ya contemple a nuestros compañeros de trabajo, nuestros amigos… Si somos líderes de equipo este es el momento perfecto para solucionar conflictos, apoyar planes de trabajo o analizar y escuchar sugerencias y puntos de vista.

También es un momento perfecto para crear relaciones, sustentadoras y beneficiosas, así como fortalecer las relaciones que ya teníamos.

Por tanto, anima, guía, persuade e influye.

  • HABILIDADES: empatía, punto de vista altruista, creación de conexiones, fortaleza en relaciones, emocional, apoyo, habilidad para persuadir, guiar enseñar y dirigir. Capacidad de escuchar y legitimar, amabilidad, cariño, generosidad.
  • LO QUE NO FUNCIONA DEMASIADO BIEN: sacrificios personales a largo plazo, esperar actitud agresiva y dinámica, intentar parecer masculina, pensamiento lógico.
  • CUIDADO CON: asumir demasiado trabajo o responsabilidades, que otras personas se aprovechen de ti, no satisfacer tus propias necesidades, sentirte culpable por no resolver los problemas de todo el mundo o por no hacer cosas para los demás.

Estrategias:

  • FÍSICAS: disfruta de tu sociabilidad, asiste a ventos y clases, dedica tiempo para ti, para la naturaleza y para tus sentidos. Saborea tus alimentos favoritos, pon tu creatividad en acción. Alégrate con tus logros en el gimnasio.
  • EMOCIONALES: mantén conversaciones sinceras, ofrece consejo, apoya a las personas de tu entorno, haz regalos (aunque sean abrazos), haz cosas que te hagan sentir satisfecha y femenina, confecciona una lista de tus logros cotidianos y celébralos.
  • LABORALES: asiste a encuentros, conferencias, reuniones comerciales, inicia conversaciones informales, dirige reuniones de apoyo, organiza reuniones informales para mediar y negociar algún conflicto, asesora, aconseja, evalúa al personal, ofrece tu ayuda, aprecia lo mucho que hacen los demás, habla con tu jefe, aprovecha tus habilidades comunicativas para vender tus ideas, identifica qué siente la gente y cuáles su motivación y usa dicha información para adaptar tu propuesta…

Plan de acción:

Día 14: Funda las bases de tu éxito y seguridad personal: piensa en todo lo que has conseguido y celébralo. Utiliza afirmaciones positivas y añádeles un por qué, para que adquieran más trascendencia, reconoce tus logros (Por ejemplo: Me siento triunfadora porque….”)

Día 15: Establece comunicación, descubre qué piensan y sienten otras personas, evalúa necesidades ajenas. Ámate y acéptate, a través de afirmaciones como: “Me permito ser: “feliz, amada…”

Día 16: Expresar nuestro reconocimiento y gratitud hacia nosotras mismas y hacia los demás. Disfruta de lo que tienes.

Día 17: Estimula el compromiso y el equilibrio, armoniza tu espacio, fortalece tus conexiones y relaciones, crea soluciones, afronta bloqueos y disputas.

Día 18: Establece una red de contactos, sé sociable, busca apoyo.

Día 19: Presenta tus ideas y vende conceptos, gana apoyo, vende tu sueño y  tus ideas.

Día 20: Organiza la semana por adelantado, puede que tu concentración y paciencia decaigan así que no te preocupes, revisa tareas y objetivos, identifica áreas que necesiten creatividad y optimiza prioridades (igual algunas tareas pueden esperar 2 semanas y las podrás recuperar en la fase dinámica)

Fase creativa (Premenstruación)

A veces, una de las fases más complicada, disminuye nuestra resistencia física y habilidad mental, tensión, frustración y sensibilidad extrema, cambios de humor, sentimientos profundos y emociones abrumadoras. Así como una necesidad de aislarnos y retirarnos a nuestro mundo interior.

Será complicado tanto para nosotras mismas como para los que nos rodean, pues verán nuestras inquietudes, ansiedades y sentimientos de culpabilidad a un límite vertiginoso.

Pero también, esta facilidad para conectar con nuestro interior nos ayudará a experimentar profundos niveles de meditación y relajación. Podremos acceder a todas las respuestas que contenemos en nuestro interior, si nos preguntamos qué solución podría tener x problema, a lo largo del día, nuestro subconsciente nos traerá la respuesta como un cachorrillo que quiere complacernos trayéndonos el hueso-cuestión que le hemos tirado.

En esta fase la clave es comprendernos, aceptarnos y sanar los miedos, deseos y necesidades, ya que seremos totalmente conscientes de lo que nuestro yo, más puro, necesita. Se nos mostrarán todo tipo de miedos, y cosas que nos ocurren y que posiblemente, en otras fases hayamos estado omitiendo.

Aunque no tomaremos las decisiones más difíciles, eso lo dejábamos para la fase dinámica, es la fase para concienciarnos de lo que nos ocurre y perturba.

La mejor forma para liberarnos de todas las “cargas” emocionales y mentales procedentes de momentos tensos, tareas u objetivos que nos han frustrado a lo largo del mes, es crear, transformar estos sentimientos en letras, pinturas, danzas, gritos, canciones…

  • HABILIDADES: Escritura creativa, comunicación, diseño, música, manifestación de nuestros objetivos y deseos más desenfrenados, brainstorming, desarrollo de conceptos creativos, comprensión intuitiva de teorías complejas, detección de problemas, limpieza y orden, eliminación de carga emocional.
  • LO QUE NO FUNCIONA DEMASIADO BIEN: cuestiones lógicas, analizar problemas con otras personas, empatizar, trabajar en equipo, iniciar nuevos proyectos, estilos de vida o regímenes.
  • CUIDADO CON: cambios de humor, irritabilidad e intolerancia, sensibilidad a críticas, necesidad de estar en lo cierto, tendencia a extrapolar y crear situaciones más allá de lo razonable, actitud crítica y autocrítica, ansiedad basada en medios profundamente arraigados, esperar que los demás sepan cómo lidiar contigo (da pautas y mantenles actualizados) falta de paciencia y tolerancia, creer que todos saben lo que necesitan.

Estrategias:

  • FÍSICAS: disfrutar de siestas o pausas para meditar, tomar alimentos sanos para mantener estables los niveles de azúcar, realiza ejercicio para liberarte de la frustración y el estrés físico.
  • EMOCIONALES: pregunta a tu subconsciente qué necesita que sientas, reconozcas, dejes salir o hagas, apunta emociones, sueños y deseos, crea y diviértete, acepta tus emociones y pensamientos como mensajes del subconsciente y no como realidad, no creas en tus pensamientos negativos, evita discusiones y confrontaciones, ignora el pasado y el futuro, céntrate en el ahora, ocúpate de tus necesidades, evita a personas negativas o demandantes.
  • LABORALES: no te sientas culpable por no estar trabajando tan duramente como los demás, pide ayuda y apoyo, realiza tareas que se ajusten a tus habilidades actuales, no hagas muchas cosas a la vez, prioriza para evitar el estrés  la frustración.

Plan de acción:

Día 21: Libera tu creatividad: haz pausas creativas de dos minutos a lo largo de tu día, crea algo físico, aplica tu don creativo en el trabajo (diseño, marketing, currículo, decoración de tu oficina…)

Día 22: Elige un problema o cuestión que desees resolver y pide a tu subconsciente que te ayude y te ofrezca su información. Cree en tu capacidad e intuición.

Día 23: Haz cosas pequeñas, prioriza y no te preocupes si no eres demasiado productiva. Haz cosas que te hagan sentir realizada y satisfecha.

Día 24: Crea tiempo libre para descansar, disfrutar y crear. Crea soluciones para aligerar tus obligaciones y prioriza.

Día 25: Reduce tu ritmo de vida, sé realista y dispón de más tiempo para descansar.

Día 26: Despeja el camino, lleva a cabo una limpieza emocional, permite a tus emociones salir y liberarte. (Ten cuidado con querer tirar demasiadas cosas – físicas -, algunas pueden ser útiles en un futuro, guárdalas en una caja a parte y en la fase dinámica decide si realmente las quieres tirar)

Día 27: Escucha tus necesidades interiores…¿quieres quererte más? Saca cada día un rato para un buen desayuno o un baño caliente.

Y tras este día volveríamos a comenzar una nueva fase del ciclo.

¿Qué te ha parecido? ¿Te ha resultado familiar alguna sensación o forma de actuar? 

Te espero en los comentarios 🙂 


* Para más información consulta el libro de Miranda Gray: Las 4 Fases de la Luna Roja: Cómo sacar el mejor partido a cada fase de tu ciclo menstrual

La imagen de la cabecera es de Sarah Wilson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s